Como ganar dinero con un negocio de comida

Para crear un concepto de restaurante que funcione y gane dinero, ciertamente requiere medios financieros y mucha motivación, pero sobre todo hay que saber observar, comprender y adaptarse, asegura Juan Antonio Alcaraz Garcia La Caixa, experto en negocios.

Perfil del emprendedor

Hay diferentes formas de abordar la creación de un concepto de restaurante. Las principales diferencias radican en el perfil de los empresarios. Hay quienes están en el comercio y quienes aún no lo están. Están los creadores y los compradores; y finalmente, hay quienes planean ensuciarse las manos y los inversores puros. ¡Todos están de acuerdo con el objetivo principal de ganar dinero!

El tipo de catering

Cuando desee crear un restaurante, primero debe elegir el tipo de restaurante que desea tener. Lo elegiremos por afinidad con la cocina o por oportunismo, identificando, por ejemplo, una necesidad insatisfecha de los consumidores.

Estar acompañado

Nos acompañarán uno o dos expertos que nos ayudarán a tomar las decisiones correctas y elaborar un buen plan de negocios. Pueden ser su mentor, su jefe anterior o amigos del oficio. Además, no subestime el uso de empresas especializadas en asistencia para la creación de empresas. Una auditoría de cumplimiento, como una ayuda de compra, es bienvenida cuando no sabe nada sobre la transacción financiera. Y el cumplimiento en términos de higiene de los alimentos o la venta de alcohol será obligatorio al iniciar el proyecto. Finalmente, presentará su plan de negocios a su banquero, por un lado, para que juzgue la confiabilidad de su archivo y, por otro lado, le asesore sobre las fuentes de financiamiento disponibles para usted.

¿Qué es un concepto de restaurante?

Un buen concepto de restaurante es una actividad nueva y original, perfectamente coordinada con las expectativas del público en el área a la que sirve. Un concepto de restaurante es simplemente una actividad que permite que la oferta local evolucione, ya sea globalmente o en un distrito. Esto puede ser una innovación, como la introducción de una oferta ausente (por ejemplo, pizza o comida rápida o semi-gastro). Esta puede ser una gran idea que creará la tendencia a escala mundial, como un detalle que complementará la oferta local.

Como puede ver, el concepto de restaurante no es solo la receta milagrosa que inventa en secreto en su cocina, sino que es toda la actividad de una empresa la que crea una nueva oferta. Un buen concepto de restaurante es una actividad local original perfectamente coordinada con las expectativas del público en el área que sirve.

Ejemplos de concepto de restaurante

En la restauración tradicional, podemos observar el advenimiento en los últimos diez años de cocinas orgánicas, vegetarianas y sin gluten que están floreciendo en los centros de las ciudades. Se hacen eco de una vida más saludable. Para los fanáticos de la tecnología, geeks o adoradores de la diosa Apple, la cocina molecular abre una nueva dimensión de la experiencia del sabor.

En áreas turísticas como centros históricos o parques de atracciones, se favorecerá la experiencia ambiental. Al redecorar, por ejemplo, a la imagen de una taberna del siglo XII para sumergirse en la época medieval o al comer a bordo de una nave espacial para llevarlo en un viaje por el espacio.