La alimentación como un lujo asequible

Existe un concepto para el lujo accesible, y de ello están muy bien empapados Rosa Tous y su familia, quienes desde hace al menos medio siglo se han encargado de hacer llegar a las personas sus prendas, democratizando el sector joyero. Su trabajo siempre ha sido hacer joyería que sea sencilla de llevar y de comprar. Y es que este mismo concepto de asequible aplica para alimentos, donde la siempre pujante clase media de los conocidos países denominados emergentes, se presenta como una de las claves para el futuro del sector

Cada vez se encuentran más de moda los productos premium, sobre todo en el sector agroalimentario, donde Córdoba es conocida como una potencia. Y es que si se desea lograr el estatus de premium, no se requiere de una gran inversión, pero sí tener las cosas bien claras y poder ofrecer una imagen de calidad.

¿En qué consiste el lujo gourmet?

Dicho concepto surge de una necesidad,que puede ser extendida a otros sectores como la joyería o el turismo, pero de momento sólo se encuentra centrada en los alimentos. En este sector se debe diferenciar entre la gama de alimentos de lujo y los que son premium. El de lujo se encuentra dirigido a un público que es exclusivo, pero que además está fuera del alcance de la mayoría. En el caso del premium, contrariamente cuenta con un precio más elevado que los productos normales, pero sigue siendo accesible. Es decir, un lujo asequible. Toda aquella persona que se encuentra dentro de un estatus normal, no necesariamente siendo rico, se puede permitir la adquisición de un producto premium.

Productos del sector del premium hechos en Córdoba

Para este sector se han realizado aceites en diversas marcas y que son muy potentes, vinos, embutidos, esos productos que son tradicionales de la exportación cordobesa. Y es que en realidad cualquier producto agroalimentario, podría cumplir con los requisitos, por lo que se puede situar dentro del sector premium. No existe un sector reservado al premium, sólo se trata de vender un producto y fabricarlo. En líneas generales se trata de tener un precio más elevado, un packaging muy cuidado, un diseño atractivo y una creación de marca importante. Pero además otros factores que podrían hacer que cualquier producto llegue a ser premium, con lo que se pueden alcanzar muchos más beneficios y evitando que los grandes distribuidores tiren el precio.

Denominación de origen

No es necesario contar con un denominación de origen, aunque esta ayuda. De hecho, existen innumerables productos premium de alimentación que no poseen la denominación de origen. Pero ello puede ser parte de una ventaja, sin que ello sea una garantía para contar con los mejores precios. En algunos situaciones se están tirando y ello es realmente una pena. Para el sector premium es más relevante la creación de marca, pero también se presentan casos donde la denominación alcanza tal reconocimiento que sí es importante. Por ejemplo, los vinos de Burdeos, de Ribera del Duero.